jueves, 30 de junio de 2011

Historia de la Radio En Nicaragua

Año 1938. La historia de la radiodifusión en Nicaragua es ingenua. Los radioaficionados lograron hacer sus propios transmisores de Onda Corta y comenzaron a codearse con sus amigos del espacio. Les agregaron un tocadiscos de vitrola y comenzaron sus complacencias musicales y saludos para las cuatro o cinco vecinas que tenían un radiorreceptor.


Mister Philip en Managua (director de las comunicaciones inalámbricas de Nicaragua), hizo una planta para uso comercial (100 vatios de potencia), la primera que se hizo en Nicaragua, y le puso «Radio Pylot». Páylot era una marca de radio. Después encontró el patrocinio y le puso Radio Báyer («Si es Báyer, es bueno»).


A las emisoritas acudieron los bohemios como moscas a la miel y, además de los discos RCA y Columbia, se escucharon los poemas de los vates callejeros y las voces nerviosas de los jóvenes literatos que conjugaban bien los verbos regulares. Anunciar grabaciones musicales y decir Bla-bla-blá se hizo en el 38 y aún se hace en el 99.
En 1940 en Managua habían dos estaciones: YNRS -Radio Nicaragüense, del alemán Rodolfo Séngelman, y YNOW -La voz de la América Central, de José Mendoza Osorno. Las dos en Onda Corta y con no más de 100 vatios de salida en antena.
Pero lo interesante es que estas dos emisoras, que vivían en competencia, tenían una programación que desconoce Managua desde 1979.
La música se ponía por espacio de 15 ó 30 minutos con un sólo intérprete o con un sólo estilo musical. Tenían un espacio para música clásica comentada por maestros, otro de músicos selectos como Kostelínatz o Melachrino, y los domingos, programas matinales de «música de cámara» ¡El pueblo sabía qué era eso!

El Nuevo Diario

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada